El torrente

Yo le llamo así al fenómeno depresivo que consiste en llorar sin parar, por lo general, ocurre en el lugar y momento menos oportuno, sin una razón evidente, sino por alguna imagen, sonido, o una simple reacción inoportuna.

Lo veo venir, lo he estado esperando y nada más no llega. Sé que está ahí latente y nada pasa. Sólo sé que si aparece en público inventaré una muerte o una enfermedad terminal. No me gusta jugar con esas cosas, pero menos me gusta dar explicaciones.

Esto de cerrar ciclos, superar el pasado y esas cosas no es lo mío. Pero me estoy esforzando, en serio.

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .