Spinster and broke

Ultimamente ando con una idea en la mente: comprar. Ja, bueno eso siempre, pero esta vez algo más acorde al adulto en el que me estoy convirtiendo, o sea comprarme un bien raíz. De querer, uy pues quiero mucho, como siempre, pero de poder pues me estoy topando con que la vida no es tan fácil como me imagino. El otro día me llamó el broker (o como se llama a esas personas que hacen todos los trámites para que tú sólo firmes, pagues y recibas las llaves) y me dijo de cuánto era el préstamo que me autorizaban. El depa de los sueños se esfumó de inmediato, así que le dije que no me alcanzaba a lo que el respondió: pues asociáte con tu novio. Y le colgué el teléfono.

Acto seguido pensé: o sea, no conforme con que no tengo con quien ir al cine los domingos, ¿tampoco puedo tener el depa que yo quieroooo? O sea, por ser un desastre en el amor, ¿también debo serlo en los bienes raíces? O sea, mi destino es ser solterona e inquilina forever… foreeeever young… (regresa Lucy regresa)

Bueno, una vez que pasó el momento de azotamiento, puse a trabajar mis otros recursos, esos mágicos que nunca me han fallado y diario me visualizo saliendo de ese depa que ahora se ha vuelto mi motivación y mi obsesión. He de tenerlo, aunque sea lo último que haga, lo útimo que haga…

Anuncios

3 pensamientos en “Spinster and broke

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s