Efecto chickflick

Sí, soy una fan de los chickflicks. De hecho, los colecciono. Aunque recientemente me di cuenta de que no tengo tantos como debería, he pensado armar una colección digna poco a poco. No distingo época, pues son muy fan desde los que protagonizó mi queridísima Bette Davis hasta Drew Barrymore. ¿La razón? Número uno: me inspiran. Quizá me den algo de esperanza, y es que las protagonistas por lo general tienen alguna característica con la que me identifico o con la que me gustaría identificarme. La mayoría son despistadas (ja! por ejemplo: una vez más no encuentro mi ipod y empiezo a preocuparme), sus vidas amorosas apestan (moi?!), en las pelis de los dosmiles, la mayoría de ellas tienen carreras exitosas, comodidad económica, una familia o unos amigos que las quieren mucho y exnovios patanes. (Mi mente está gritando: ¡lotería!). Pero en el amor, nada. Hasta de que de pronto, en la situación más inesperada, aparece un tipo por quien no damos un peso y resulta ser el amor de su vida, no sólo eso, sino que el tipo en cuestión, lucha por ella hasta hacer las cosas más locas o que nunca imaginó hacer en su vida. Luego, nuestra querida Lucy, empieza a pensar que quizá a ella está a punto de pasarle lo mismo, o que cuando menos se lo espere, llegará alguien.

En otras ocasiones, he llegado a pensar: ajá! los chickflicks no son historias que puedan hacerse realidad, sino imaginaciones de alguien que proyecta para hacernos sentir mejor a los ‘love parias’ (como les dicen en Bridget Jones). Y ya está, es la mejor mediciina temporal para un corazón adolorido, te ríes, lloras, ves una que otra situación familiar con un desenlace que momentáneamente te hace sentir mejor porque te induce a pensar que a ti podría pasarte lo mismo. Aunque ya sabemos que no siempre es del todo cierto…

(Soundtrack: Daydreamer de Adele). Daydreamer Lyrics

Anuncios

2 pensamientos en “Efecto chickflick

  1. Soy tu fansss! También amo estas pelis, porque aunque ya tengo novio y empezamos casi casi como en chickflick (el que menos esperaba y cuando menos pensaba), yo creo que en algún lugar de nuestro corazoncito siempre, siempre, siempre, sigue viva una love paria adorable, cagada y libre para vivir cualquier cantidad de estupideces que luego dan horas de carcajadas al recordarlas. Así que, para mí, el género chick flick no es ficción, es algo así como documental, jojo, qué ridícula, pero bueno, pues ya, lo puse, yyyyy? BESO

    Me gusta

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s