Grande vainilla sugar free light latte

¡Oh, sí! Esa es la letanía que repito en cada Starbucks. A veces, cuando hace mucho calor, lo cambio por un Grande cafe frapuccino light. Pero bueno, el punto es, que tal personalización de una simple bebida, como lo es un café para despertar de buen humor en un lunes, es sólo una señal, de lo exquisitos que nos hemos vuelto. En todo. Desde el yogurt o el champú que usamos diario, le hemos ido agregando características o requerimientos a cada cosa que nos gusta o que buscamos. El colmo, es que a pesar de lo humanamente imposible que parezca ¡lo terminamos encontrando! Luego por eso uno cree que su “hot-music-dancer-foreign-athletic-weatlhy-but-cool-man” es algo posible que y que tarde o temprano aparecerá sin hacer demasiado esfuerzo. Estaba recordando, que hace un año leí un libro que justo describe ese fenómeno, tratando de explicar por qué enamorarnos o la búsqueda del alma gemela se ha vuelto una tarea tan titánica. Básicamente es porque pedimos imposibles o bien cosas que realmente no queremos. Por ejemplo, el tipo que busca una chica independiente, pero a los dos años de andar con ella se queja de que es demasiado distante, fría o indiferente. (Ten cuidado con lo que pides…). Hoy alguien dijo que la culpa de que suframos por amor, o que terminemos diciendo que el amor apesta, no es culpa del amor en sí o del otro, sino de (turu-turu) NOSOTROS. Sí, nosotros los que simplemente, tiramos nuestros dardos hacia la diana equivocada. Como el caso anterior, dispara su flecha hacia la chica independiente, cuando en realidad sería feliz con una hogareña dispuesta a escucharlo cuando regresa de la oficina. O a aquella que buscaba un profesionista que admirar y tiempo después se queja de que siempre antepone su carrera. Y tantos y tantos ejemplos. Lo curioso es que al final, mi conclusión fue: he estado tirando mis dardos hacia la diana equivocada, y no porque me guste un patán del que más de uno me ha dicho que no me conviene, sino porque en realidad, de quien debo enamorarme primero y quien primero debe gustarme, SOY YO. Y eso que soy lo suficientemente egocéntrica, uf que si no…

Anuncios

2 pensamientos en “Grande vainilla sugar free light latte

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s