Laissez-les manger des gâteaux

Hace poco un amigo twiteó que le gusta ver la versión de Maria Antonieta que hizo Sofia Coppola hace un poco más de dos años. A mí también. Tengo ese extraño cariño que un periodista desarrolla sobre la película que cubrió. O sea que fue a ver meses antes del estreno (que nunca sucedió en México, tristemente), que entrevistó a los actores, a la directora y a uno que otro técnico. Recuerdo que lo primero que dije cuando vi la peli fue: ¡Quiero ese soundtrack ahora! Y es que la música de una película siempre me distrae. Pero bueno el punto es, que lo que más, más me gusta de Marie Antoinette son todos esos diálogos que no están dichos y que desarrollas en tu mente. Para mí, es el mismo placer que te dan los libros, en donde tu mente construye los escenarios, donde le pone cara a los personajes e incluso les asignas un tono de voz. Creo que de vez en cuando debemos darle a nuestro cerebro ese placer, el de construir, imaginar, crear. Gracias a películas como esa, nos pasa de vez cuando. Y claro, para cuando sus cerebros estén cansados y necesiten infomación lista para ser asimilada sin demasiados procesos, vean Avatar. (já, pero conste que ya dije que algo me gustó).

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s