Este cuerpo no es mío

Estaba procastinando la escritura de este post porque no tengo buenas noticias que reportar. Subí un kilo. He vuelto al peso original. (Inserte música de telenovela trágica aquí). Y sí, me desilusioné, pero no tanto. Creo que estoy desarrollando resistencia a las frustraciones. Pero sigo en la lucha. El miércoles y el domingo logré levantarme a correr y el jueves y viernes, ¡me fui caminando a la oficina! Es una maravilla. Son 4.5 kms, perfectamente caminables, eso sí, debo llevarme puesta una playera dryfit y otra en mi mochila para llegar a cambiarme porque no bajaré de peso, pero sudo como si en cada sesión de cardio perdiera decenas de BMI.

Así es la historia con mi cuerpo. Hago la dieta estrictamente durante siete días, bajo 600 gramos. La rompo dos días, subo un kilo. A. también la rompió pero el subió 200 gramos y claro, cuando baja, es de a dos kilos mínimo. Ni modo. A seguirle, pues tengo fe en que esas caminatas o sesiones de running más la disciplina, me tienen que llevar a algún lado cercano al peso en el que me gustaría vivir. Algún día este cuerpo se rendirá ante los nuevos hábitos y volverá a hacerme caso, a pertenecerme, je.

Semana: 5

Peso: 64.1 kg

Peso por perder: 11.1 kg

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s