Here comes the fan time

(Léase en tonada Here comes the night time de Arcade Fire)

El 2007 fue un gran año para mí. Entre otras cosas me mandaron a cubrir un festival de música que empezaba a hypearse en Indio, California. Un año antes había escuchado de él y me había quedado con las ganas por exceso de presupuesto (chiste godín). Pero en 2007, año donde varios sueños se hicieron realidad, me tocó ir. ¡Y fue mágico! Durante dos semanas tuve la sensación de estar enamorada… de Coachella. Aquella vez, antes de los Red Hot Chilli Peppers, tocaba un grupo del que había escuchado un par de canciones que me gustaban. A los 10 minutos de concierto, caí en cuenta de que estaba viviendo algo increíble. Era Arcade Fire y su Keep the Car Running me aceleró el pulso. Esa vez regresé pensando que estaba en el top 5 de presentaciones. Luego, en mi efecto postCoachella, leí varias reseñas y una de ellas estaba escrita por el director de musicalización de Grey’s Anatomy (hey, era 2007 y era cool ver Grey’s) en donde afirmaba que Arcade Fire había sido uno de los mejores actos de ese año. No podía ser el mejor porque fue la reunión de Rage Against the Machine y nada podía ganarle a 65mil personas zarandeando el desierto con sus brincos. Años después los volví a ver en México con The Suburbs y luego con Reflektor. Los vi en el Vive Latino y sí, estuvo padre, peeeeero en Coachella, ¡santo dios!

Primero, un señor me cedió su lugar pegado a una bardita de las que usan para que no se amotine toda la gente hasta adelante. Dicha bardita tenía una banquita a 50 cm del piso. Así que esperé cómodamente sentada a que empezara el show. La bardita en realidad hacía una esquina con el pasillo central y la consola de audio. En esa T que se formaba, estaba parado Jared Leto. Vi el 90% del show incada en la bardita que me colocaba a la misma altura del señor alto de adelante, por lo que vi casi todo. Cuando Regine cantó Sprawl II en medio, lo hizo en medio de esa T por lo que la vi cerquísima y en las últimas dos canciones, me subí a la barda y vi todo de todo. Y lo mejor, cuando se bajaron a tocar con Preservation Hall Jazz Band, los vi enfrente. Esas que parecen tonteras fueron sumando emoción, emoción que a tres semanas no he olvidado y que cada que alguien menciona algo de ese momento, corro a leerlo. Y por eso mejor escribí mi versión. Todo se lo debemos a este post de @ElHyp3.

Si tienen tiempo vean la presentación de 2007

Y si tienen más, algo de 2014:

Anuncios