Pasen a ver a la muuuujer barbuda

Si en los 80, cuando veíamos el OTI y el festival Juguemos a cantar me hubieran dicho que veinte años después una mujer barbuda estaría cautivando los corazones del mundo, hubiera pagado por ir a ver esa ciencia ficción. Y está pasando. Conchita Wurst es la Monster High de la vida real. Viene a recordarnos que uno “Hace su propio juego” y simplemente a seguir las reglas que otros imponen. Y así, con barba recortada y vestido ceñido, abre la boca y suelta una voz capaz de transmitir lo que se le antoje sin que uno se ponga a pensar: ¿será mujer, hombre, quimera? Porque lo que estamos aprendiendo, como sociedad (ja) es que aquellas dos limitadas etiquetas se quedaron en el pasado y que hoy en día una persona es más que la clasificación en la que se acomode, que hay tantas etiquetas como personas y que uno crea su propio catálogo.

Aquí la entrevista con Graham Norton y su épica participación en la final de Eurovision.

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s