Lo que te choca te checa

Cada vez que llegaba a la terapia a desahogarme de algo que me molestaba de alguien más, la conclusión era: lo que te choca, te checa. O sea, esas cosas que no soportas es porque quizá es un reflejo de lo que no te gusta de tu propia personalidad.

Así que en una de esas y soy una intensa sabelotodo o que cree que sabe muchas cosas y nomás anda diciendo (y blogueando) burradas como Olivia Pope.

Olivia Pope es el personaje principal de Scandal, serie con la que me he enajenado como no lo había hecho desde Cuna de lobos. Y grito y hablo con la tele, como cuando me gustaban las telenovelas.  ¿Por?

0aa60dc1f038974259b7f425ce00efc2

Procedo a contar de manera general la trama, si ustedes consideran spoiler a enterarse qué pasa en el primer capítulo, pues nos vemos en el siguiente post. 

Olivia Pope dirige una agencia que maneja las crisis de imagen pública, entonces si a un diputado lo cachan en el teibol, ella será quien limpie su imagen y termine demostrando que estaba ahí, en mero ejercicio de su labor como servidor público. ¿Cómo? Pues con un equipo de gladiadores, gente con turbio pasado en deuda con Olivia, dipuestos a hackear hasta al mismísimo FBI con tal de lograr la plena satisfacción del cliente en turno. Uno de esos clientes es La Casa Blanca. El meollo del asunto es que ¡Olivia tiene queveres con el presidente! Quien obviamente está casado y con hijos, como típico modelo a seguir de la sociedad.

Hasta aquí la trama suena bastante básica y como que no dan muchas ganas de sentarse a verla, pero conforme avanzan los capítulos, especialmente hasta la segunda temporada, todos esos cabos sueltos que vemos en la primera, cuajan y acaba siendo un enredo político-amoroso que uno no puede dejar de ver, como en las épocas doradas de las telenovelas, con momentos del tipo: “¡Ya le dijo!”.

Es como un Boss o House of Cards (que no he terminado de ver) con drama, romance y escenas de pasión (mesurada para no perder el PG13).

Las cosas que me gustan y las que me chocan de Scandal:

Me gusta:

  • Jake -Hottie- Ballard
  • La mente retorcida y maquiavélica de Cyrus Beene
  • Cuando ponen en su lugar a Olivia Pope
  • Mellie, porque decidió por lo que apostaba y sacrificaba desde el principio y se mantiene fiel a eso. #TeamMellie
  • La pareja de Cyrus y James
  • La rareza de Huck (aunque a veces digo: tampoco exageres, mano)
  • Que maten sin piedad a todo lo que les estorba
  • Me da mucha risa que a veces en cinco minutos resuelven problemones que involucran a alguien viajando a otro estado y toda la cosa.
  • Los abrigos de Olivia Pope
  • Los intentos en la tercera temporada por ocultar el evidente embarazo de Kerry Washington.

 

Me choca:

  • La quesque intensidad y rectitud de Olivia Pope
  • Y como Comand es todo lo que es Olivia Pope multiplicado por dos, también me choca él
  • Que veamos una situación de infidelidad como algo romántico e inspirador
  • Cuando se arrancan a hablar rápido para demostrar que son muy intensos o muy inteligentes
  • Cuando peinan a Mellie que parece merengue

 

Como sea, cuento los días para la cuarta temporada. La tercera- que lleva un mes en Netflix- se estrena el 23 de julio a las 9pm por Canal Sony.

 

Y una foto de Jake Ballard porque es mi blog y aquí mando yo.

Scandal-ABC-image-scandal-abc-36279872-446-595

Anuncios

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s