¿Por qué el método Konmari no es solo ‘tirar lo que ya no usas’?

O como yo le llamo: ¿cómo fue que el método Konmari me ayudó a procesar mis buenas o malas decisiones?

TIDYING UP WITH MARIE KONDO

Ya se puso de moda Marie Kondo y su método que a muchas personas les parece muy básico: “tirar lo que no necesitas”. Una síntesis alejada del concepto que hace a este método diferente y que procedo a explicar.

Mi acercamiento al tema fue diferente. Fue con una cadena de WhatsApp, el nuevo método de información de las tías como yo.

La prima de una amiga, (literalmente) me compartió una síntesis del libro La magia del orden de Marie Kondo y me llamó mucho la atención la aproximación hacia quedarte solo con lo que te da alegría y deshacerte con agradecimiento de lo que, aunque uses, no te proporciona felicidad.

Oviamente leí el libro () y en las vacaciones de fin de año del 2017, me puse a “marikondear”.

Como lo vieron en la serie, saqué toda mi ropa y la puse en la sala. Me espanté. ¿En qué momento consideré que necesitara TANTA ropa? Saqué como ocho bolsas de basura llenas de ropa que no tiré, doné. Y ese primer paso me llevó a descubrir muchas cosas sobre mí.

  1. Mi inseguridad. Mucha de la ropa que compraba me gustaba en el momento y después no me la ponía por temor a que se me viera mal.
  2. Guardaba muchas cosas que me iban a quedar “ahora que baje de peso” y más bien eran un recordatorio de una meta fallida y equivocada. El chiste no lucir esbelta sino amar mi cuerpo y cuidarlo y blah…
  3. ¿Cuánto dinero no me podría haber ahorrado si no hubiera pensado mejor mis compras?
  4. ¿Por qué tengo 10 jeans y solo uso dos?
  5. Ya en serio, ¿cuántos suéteres de cuello alto realmente me pongo en el año?

Y más y más. El proceso de acomodar la ropa, doblada como lo pone en la serie, ya lo hacía pero una vez depurado, mágicamente me cupo todo.

Y es cuando las piezas empiezan a encajar como rompecabezas cuando ya lo estás terminando.

Luego el famoso “komono” (misceláneos) también fue un gran proceso porque eso en la serie no es tan evidente, pero al ir por la casa rastreando por ejemplo: medicinas, te hace ir limpiando cada habitación a fondo sin casi darte cuenta (salvo por el dolor de cuerpo porque sí es una chambota). Y luego cuando ves toda la medicina junta ¡pum! Cajas y cajas de pastillas repetidas que podrían ahorrarte mucho dinero.

Incluso encontré ¡libros repetidos sin abrir!

Dos cosas que se me quedaron pegadas en la mente y no he visto que lo mencionen en la serie (voy en el episodio 6) son los regalos y las famosas cajas organizadoras.

Los regalos: cumplieron su función cuando fueron regalados. La intención de una persona al darte un regalo era demostrarte su aprecio o agradecimiento y eso sucedió en cuanto lo recibiste. Así que si no es una obligación conservarlos por siempre sobre todo cuando son objetos que no te dan nada de alegría al verlos en tu casa.

Las cajas organizadoras: antes de salir a comprar cajas para organizar, termina de limpiar y ordenar. Un poco de la magia del orden es que te das cuenta de que tienes todo lo que necesitas y que eres perfectamente capaz de organizar con que ya hay en tu casa. La creatividad se dispara a mil.

Finalmente, llegar a tu casa y ver todos los espacios depejados, abrir tus cajones y ver todo lo que tienes es la gran recompensa a todos los días invertidos en esta labor.

Y si a usted desde niño lo enseñaron a hacer esto, pues qué suertudo, comparta el conocimiento porque dado el éxito del libro y la serie, es evidente que a muchos no nos cayó esta sabiduría.

El libro lo pueden encontrar aquí.

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s