Mi amor por las comedias románticas

Ya es 14 de febrero y recuerdo que en mis épocas de soltería mi plan ideal solía ser arrastrar amigas a ver el estreno de la rom-com del momento.

La experiencia era muy divertida porque nos daba como un subidón de hormonas que terminaba en risas catárticas producto de las frustraciones amorosas. Y si a la mezcla se le agregan carbohidratos o cervezas, termina siendo un día perfecto. Lo recomiendo.

Pero entre la fecha cliché y la portada de Entertainment Weekly con el reencuentro del elenco de My Best Friend’s Wedding, me hizo recordar todas esas comedias románticas que tanto he disfrutado y que hasta me han inspirado a hacer cambios en mi vida.

Se las voy a compartir por si se les ha escapado alguna y les da curiosidad. No están en orden o bajo criterio de crítica de cine y estándares de estética. Solo es una lista de las que han tocado fibras sensibles de mi corazón y por qué.

Pretty Woman

Quizá es la primera chick flick que vi en la vida con plena conciencia. Debo decir que al principio no entendía el rollo de la prostitución y me incomodaba que de pagarle a alguien por su compañía, se transformara en amor, pero entre las canciones melosas y los outfit súper cool para los 90, hizo que esa onda me empezara a gustar.

Pueden verla en Netflix.

Señales de amor

Quizá fue el segundo rom-com que vi o quizá no. Pero fue de los primeros que me enamoraron y que hicieron que me creyera eso de que el amor llega cuando menos te lo esperas. Una pareja se conoce en las compras de pánico de Navidad, hacen clic pero deciden dejarle al destino su reencuentro. Incluye aeropuertos, Nueva York, carreras, impedir una boda y todo eso que nos hace latir el corazón. Además en inglés se llama Serendipity y es de mis palabras favoritas de la vida.

También está en la Netflix.

Tienes un e-mail

Uno podría pensar que una comedia romántica donde el protagonista es el incipiente mail en los 90 podría envejecer terriblemente. Pero es Nueva York, Tom Hanks y Meg Ryan lo que hace que se supere el paso del tiempo. Haz de cuenta que se están mandando WhatsApp y listo, la historia sigue siendo igual de enternecedora que cuando la vimos los que nos conectábamos a internet con la línea del teléfono.

Y si les da tiempo,  en este género busquen tambien When Harry Met Sally, la mejor comedia romántica de todos los tiempos.

No está ni en Netflix ni Prime Video pero la pueden ver en YouTube por 50 pesito.

Wedding date

Es predecible y cursi pero sale mi canción favorita de Maroon 5 (que la cagó en el Super Bowl pero no podemos negar sus canciones catchy) con Dermot Mulroney y Debra Messing como una mujer trabajadora y empoderada que debe viajar a la boda de su hermana donde el padrino es su ex novio y prefiere pagar un scort carísimo que verse como una perdedora solterona.

Estaba en Netflix y ya me la quitaron. Qué poquis.

Amor a segunda vista

Con mi adorada Sandrita Bullock y Hugh Grant. Da risa, es en Nueva York, hay un protagonista millonario y una comedora emocional. La he visto demasiadas veces. Y el mejor momento son las vistas desde helicóptero en Nueva York mientras suena: Fly with me…

Está en Netflix.

Across the Universe

Es hermosa, canciones de The Beatles, colores brillantes, amor y hippies en el Nueva York de los 70. Siempre he dicho que su mejor momento es desde que empieza… hasta que acaba.

Está en Amazon Prime.

Orgullo y prejuicio

El libro es un básico la película con Keira Knightley y Matthew Macfadyen, Inglaterra, 1813 es tan bonita y me gustó tanto la adaptación que cuando quiero desconectarme tantito del mundo, de los empujones del Metrobús, de las frustaciones laborales y demás, es mi opción number 1.

Está en Netflix.

Eternamente comprometidos

si está usted pasando por una relación que parece que siempre se va a quedar en el mismo status: cohabitando y con años de relación. Vea esta película y relájese un poco. Producida por Judd Apatow, con Jason Segel y Emily Blunt, hay risas, momentos absurdos, tantito grotezcos pero mucho amortz. Cuando la vi, la Beyoncé interna se relajó.

Esta en el YouTube por 20 pesito. 

Y las siguientes son otras que también me gustan pero si me pongo a reseñar cada una, no acabo, perdón amigos. Todas están en Netflix o en Amazon.

  • Virgen a los 40: harta risa
  • Novias en guerra: chafa pero sale Nueva York
  • El ABC del amor: Nueva York y amor infantil. Awww al infinito.
  • Dirty Dancing: Me acompañó en la niñez.
  • Amigos con derechos: Ashton Kucher en poca ropa.
  • La propuesta: ¡Sandra Bullock es una editora de libros!
  • (500) Days of Summer: no todos los finales felices acaban en beso
  • Cuatro bodas y un funeral: irónica y hermosa
  • Música y letra: Mi esposa Drew Barrymore y Hugh Grant.
  • Realmente amor: un clásico
  • Sexy por accidente: la criticaron pero a mí sí me dejó con una sensación bonita
  • Locamente millonarios: ¡Vamos a Singapur!
  • El descanso: o como ahora le llamaríamos “amiga, date cuenta”
  • Bridget Jones: All by myself don’t wanna be…
  • Estúpido y loco amor: Ryan Gosling, torso, Photoshop.

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s