5 cosas que odié de Cats

Primero que todo debo confesar que tengo un listón bastante flexible en cuanto a mis gustos cinematográficos. O sea, a ojos de los críticos especializados, podríamos decir que me gusta la basurilla. Y los musicales por lo general, tienen una entrada directa en mi corazón. Pero Cats, NO. Se pasaron.

  1. ¿Por qué la música suena como si la hubieran hecho en Garage Band? En serio, si hay algo que debe destacar un musical es suene como si estuviera la orquesta ahí mismo. Así pasa en Los Miserables, hasta en The Greatest Showman que amé, con todo y que odio el falso carisma de Hugh Jackman.
  2. Dejen ustedes el chafa CGI, el caminado quesque de gato que hacen los personajes, ¡ni al caso! Ush.
  3. La primera media hora es insufrible y sé que de eso se trata, de conocer diferentes personalidades gatunas y por eso me molestó tanto, porque podría ser taaaan divertida y es taaaan aburrida. Pobrecito de mi James Corden, ni su simpatía salvó esa parte.
  4. Entre las críticas, leí que una de las mayores fallas es que modificaron la coreografía para que se adaptara a la pantalla, pero como que el director se enamoró del ballet de Francesca Hayward y abusó del demi-plié.
  5. Idris Elba de Macavity, pffff… Sí, ya sabemos que tienes ojos espectaculares, relájate con eso.

Y ya, cada vez que Jennifer Hudson tomaba la escena, yo despertaba y a los dos acordes ya estaba llorando. Qué voz, que actuación, soy fan.

¿Qué opinas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .