¡Ya siéntese, señora!

Por más que intento hacerme un espacio en el día o la noche para atender este blog, no lo logro. Me distraigo con cosas bien tontas como ver stories, jugar Homescapes o leer notas clickbaiteras del internet.

Un día, en la bici de vuelta del trabajo (gran privilegio que tengo ahora), se me ocurrió que por qué no, hacía un podcast con esa amiga con la que de vez en cuando, me siento a arreglar el mundo. Con quien ya sea con café, chela o vino tino a raudales, siempre terminamos con grandes ideas que nunca concretamos.

Lo más fácil es grabar esas conversaciones y ver qué sale.

Luego detecté que toda mi generación está entrando a una edad en la que ya se hace más difícil (más no imposible) chavorruquear. Y por eso llegué a la conclusión, de hablarle a nuestros pares, de compartir anécdotas aderezadas con un poco de información e inspirar y poner a pensar. Además de hacer reír y dejarnos con un sentimiento de: bueh, al menos no soy la única.

Todo esto me llevó a ¡Ya siéntese, señora! un podcast con dos amigas con realidades diferentes a las mías y a la vez similares en donde, sumados nuestros conocimientos y personalidades, den como resultado un plática nutrida de datos, aprendizajes y chanfles porque no le sabemos a esto del internet.

Pásenle a escuchar y cuéntenos qué les parece: