El justo medio

¡Típico! Una se ofende porque en vez de que el objeto de nuestros desos y fantasías se fije en una, termina con otra toda X, sin chiste, ni tan guapa, ni tan simpática, ni tan inteligente, ni tan nada. ¿Qué pasa? Lógica nivel 2. Que a la hora de elegir a alguien de pareja, uno quiere eso. Una pareja. Alguien a la par con quien compartir. Sí claro, debe haber algo de admiración, pero no fanatismo. Ellos y nosotras, terminamos siendo felices cuando tenemos al lado a alguien con defectos y virtudes igual que nosotros. Hasta el mismísimo Edward Cullen y Mr. Darcy ¡tienen sus cosas! Obvio uno siempre criticará a quien nos comió el mandado, pero también siempre habrá la posibilidad de encontrar otro justo medio ideal para nosotros.